La caja de herramientas

Lo primero que hacemos en este programa de adiestramiento es construir una buena base que utilizaremos no solo para el aprendizaje de conductas de obediencia, sino que nos resultará muy útil para cualquier situación que nos encontremos con nuestro perro

Caja de herramientas

Lo que vamos a construir dentro de esta base lo denominaremos la caja de herramientas, una serie de recursos que se pueden utilizar por sí solos o combinar entre ellos.

Nuestra caja de herramientas contiene 4 grandes bloques.

  • Vínculo afectivo
  • Código de comunicación
  • Estructuras de guiado
  • Trabajos de olfato

El vínculo afectivo es realmente importante, debemos construir y fortalecer nuestro vínculo afectivo con nuestro perro, no solo mejorará su motivación a la hora de trabajar, sino que además creará una relación saludable, amistosa y de confianza con nosotros que veremos reflejada en el comportamiento general del perro.

Construiremos un código de comunicación claro y sencillo que nos permitirá comunicarnos con nuestro perro y transmitirle información que entenderá perfectamente, a su vez aprenderemos a interpretar las señales sociales que emite nuestro perro para comunicarse con nosotros, esto nos ayudará a saber cuándo estamos haciendo algo que le molesta y cuando estamos haciendo algo que le gusta.

Las estructuras de guiado son las herramientas básicas para enseñar a nuestro perro que tiene que hacer físicamente cuando le enseñamos cualquier cosa, una conducta, un truco ..., un error común en los propietarios, es dar por hecho que el perro sabe hacer algo cuando no le han enseñado a hacerlo. Las estructuras de guiado también nos servirán como recurso de urgencia para resolver una situación complicada, un encuentro agresivo con otro perro, la aparición del miedo por cualquier motivo, etc.

Los trabajos de olfato serán nuestro recurso más preciado para trabajar la gestión emocional, tienen un efecto relajante, los perros disfrutan realizando estos trabajos al usar un recurso innato como el olfato, ganan independencia y confianza en si mismos y por todo ello son recursos muy útiles que mejoran la estabilidad emocional del perro de forma general.

En este programa de adiestramiento se realizarán ejercicios para construir dicha caja de herramientas, cada ejercicio siempre trabaja al menos dos de los bloques de forma simultánea por lo que todos ellos se van reforzando de forma paralela.

Una vez tenemos nuestra caja de herramientas bien montada, estamos preparados para enseñar a nuestro perro cualquier cosa, conductas básicas de obediencia, trucos, comportamientos sociales adecuados, gestión de la emociones y lo que queramos enseñarle, aquí el límite del aprendizaje lo marcará el propietario siendo este ilimitado.



Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +